¿Piel sensible? 4 claves en tu rutina facial para reducir rojeces y picores

¿Te resulta familiar la sensación de calor, picor y enrojecimiento que sientes en la piel en algunos momentos del día? Me refiero a ese rubor incómodo que suele aparecer en las mejillas cuando te expones a un ambiente contaminado, cuando estás ante una situación de mucho estrés o simplemente tras tomarte una copa de vino.

Si te resulta familiar es porque tu piel presenta sensibilidad. Pero, ¿qué quiere decir exactamente tener la “piel sensible”?


Se puede definir como una alteración cutánea que se caracteriza por responder de manera exagerada ante agentes externos e internos mostrando los siguientes síntomas complejos y variables:

  • Síntomas transitorios: ardor, rubor, hormigueo o picor .

  • Otros síntomas: rojeces, tirantez o descamación.


Estos síntomas se manifiestan ante factores como:

  • Cambios bruscos de temperatura.

  • Ambientes secos o muy secos (calefacciones, chimeneas, aires acondicionados…).

  • Ambientes altamente contaminados (ozono, partículas en suspensión, gases contaminantes, humo del tabaco…).

  • Frío y viento.

  • Exposición solar.

  • Situaciones de estrés y ansiedad.

  • Al contacto con el agua o con productos cosméticos que contengan perfumes, detergentes y conservantes.

  • Alimentos picantes y bebidas alcohólicas


Esta condición de la piel es un síndrome difícil de diagnosticar por los médicos dermatólogos, ya que desde su punto de vista tener la piel sensible es algo subjetivo. Y esto, para las personas que lo sufrimos, puede resultar frustrante porque afecta a nuestra autoestima y calidad de vida. ¿Verdad que resulta incómodo estar conversando con tu amiga cuando sientes ardor, picor y mucho calor en el rostro? Eso solo lo conocemos quienes sentimos nuestra piel sensible. Y no somos pocas:

Más del 50% de población mundial se ve afectada por esta condición

En concreto en España existen cerca de 11 millones de personas de las cuales 35,4% corresponden a la población femenina y 27,9% a la masculina (Boussetta and Taieb, 2011).

¿Por qué afecta más a las mujeres?

Los cambios hormonales, las situaciones de estrés, las emociones intensas… nos afectan más a las mujeres, y no solo lo sentimos, también lo vemos reflejado en nuestra piel en forma de rojeces y rubores.

Para ayudarte a reducir las rojeces y lograr paz y serenidad, para ti y para tu piel, sigue estas 3 claves en tu rutina:

 

1. Limpieza delicada

Es el paso fundamental que deben seguir todo tipo de pieles para conseguir una piel sana. Pero cuando se trata de una piel sensible, encontrar un limpiador facial que sea eficaz y respetuoso para pieles y zonas delicadas como los ojos puede resultar una tarea complicada.


Por eso, quiero ayudarte a conseguir que tu limpieza facial sea agradable para ti y tu piel:

Más que un limpiador: Barrier Protection Cleanser es un tratamiento que fortalece la barrera protectora de la piel


Un limpiador que deja la piel limpia, libre de impurezas, suave, hidratada, calmada y protegida. Su uso continuado genera una piel más resistente y ayuda a reducir la sensibilidad, las rojeces y los picores. Todo ello sin agredir el manto ácido de la piel.


Barrier-protection-cleanser-dafnaskincare

Y además de limpiar suavemente las pieles y zonas delicadas como los ojos es un tratamiento de renovación de la barrera protectora de la piel ya que evita la pérdida de hidratación y mitiga los efectos provocados por los agentes externos.

¿Por qué es ideal para la zona de los ojos y la piel sensible?

  • No incluye ningún tipo de alérgeno (ha sido testado para más de 30 alérgenos comunes)

  • Ideal para la zona de los ojos, ya que no lleva aceites esenciales que puedan causar irritación.

  • No lleva conservantes (que son el primer causante de irritaciones en pieles sensibles), solo derivados de ácidos de plantas.

  • Ceramidas, uno de los mejores ingredientes para las pieles sensibles, ya que ayuda a restaurar y fortalecer la barrera protectora de la piel.

  • Lucha contra la oxidación y las partículas de polución.

  • Aporta hidratación y suavidad gracias a la combinación exquisita de Abysoft (biotecnología) y los aceites vegetales de Camomila, Rosa Mosqueta, Aguacate, Almendras dulces, Girasol y Ricino con propiedades antiinflamatorias, emolientes, antioxidantes, humectantes y protectoras.

  • Elimina todo tipo de partículas de suciedad de la piel, incluso maquillaje waterproof.


    2. Mucha hidratación y confort

    Después de la limpieza, pulveriza Active Mist sobre el rostro para aportar frescor, hidratación y luminosidad instantáneas. Después, para reforzar la hidratación aplica Moisture + —si tienes la piel seca o prefieres texturas más ricas— o Moisture + Ligth —si tienes la piel mixta/grasa o te gustan las texturas ligeras—.

    Active-mist-dafnaskincare

    3. Un extra de protección

    Por supuesto la protección solar no debe faltar en tus cuidados diarios al finalizar tu rutina, pero aquí me refiero a la protección extra que te proporciona el Serenity Oil y que puedes beneficiarte de su poder calmante con tan solo añadir un par de gotas diarias después de la hidratación o como único paso después de la limpieza. Puedes usarlo tanto si tienes la piel seca como si la tienes mixta o grasa. Te ayudará a reducir la inflamación, los picores y las rojeces.

    Serenity-oil-dafnaskincare

     

    4. Añade a tu día día tu ritual de eficacia y calma

    En definitiva, si tu piel es sensible y quieres conseguir que esté limpia, calmada y saludable empieza eligiendo un limpiador respetuoso como Barrier Protection Cleanser y disfruta de tu ritual de limpieza consciente:


    • Sitúate frente a tu tocador, mírate al espejo con la intención de dedicarte unos minutos para ti, de paz y serenidad.
    • Coge un poco de producto en tus manos y aplícalo suavemente por todo el rostro, cuello y escote… Los ojos también.
    • Disfruta de su textura, experimenta como el aceite se convierte en una delicada loción al masajearlo.
    • Dedícate un extra de mimos y amor propio realizando 3 puntos de presión que te ayudan a reducir el estrés: en los temples, entre las cejas y detrás de las orejas.Fíjate en el espejo cómo se ha calmado tu piel y cómo tú te sientes más serena.
      • Aclara el producto con abundante agua tibia antes de pasar a la hidratación. Puedes hacerlo con ayuda de Beauty Facial Cleansing Muslin o los discos de algodón orgánico que te regalamos con la compra de Barrier Protection Cleansing.

      Organic-cotton-pads-dafnaskincare

      • Termina tu ritual deleitándote con una infusión de Pasiflora para empezar o terminar el día relajada.

    Comentarios (0)

    Deja un comentario